Fitoterapia de la tos

Las plantas medicinales útiles para tratar la tos son uno de los grupos más utilizados durante los meses de otoño e invierno. Por este motivo, resulta de interés conocer cuáles son las más importantes y cuando y cómo deben utilizarse. Haz click en la imagen para verla a tamaño completo!

Otros datos de interés

Echinacea purpurea, muy relacionada

La Equinácea es una planta que tiene la propiedad de ser inmunoestimulante. Esta actividad se asocia a distintos polisacáridos hidrosolubles, ácidos fenólicos, flavonoides, alcaloides y una pequeña fracción de aceite esencial que probablemente actúen de forma sinérgica.
Se han estudiado los efectos que podría tener sobre TNF-α, IL-1, INF-β o el recuento de leucocitos, no obstante los mecanismos no se han terminado de esclarecer.

Es bastante discutida la acción terapéutica, ya que no se ha demostrado que sea efectiva en el tratamiento de procesos catarrales (muchas formulaciones la incluyen con este fin) aunque previamente sí que puede tener un ligero efecto protector frente a este tipo de cuadros infecciosos.

Aunque la droga es la raíz, también pueden utilizarse otras partes de la planta.

En lo que respecta a su seguridad, es conveniente no prolongar su consumo continuado más de 2 meses por la presencia de alcaloides pirrolizidínicos (de documentada hepatotoxicidad).

Seguridad de los aceites esenciales

  • Espasmos de laringe y bronquios: Los aceites esenciales (especialmente aquellos que contienen mayor proporción de mentol o eucaliptol) inhalados pueden desencadenar reacciones adversas de gravedad, por lo que deberá asegurarse que la dosis sea adecuada y no se empleará en niños pequeños o embarazadas.
  • Irritación e hipersensibilidad cutánea: Algunos aceites esenciales pueden ser muy agresivos y provocar lesiones en la piel por su administración directa. Deberá tenerse precaución en la dosis cuando se apliquen como rubefacientes.

Otras plantas no comentadas en la lámina

Con mucílagos:

  • Althaea officinalis (malvavisco): Similar a la Malva sylvestris. La droga es la raíz y la hoja.
  • Papaver rhoeas (Amapola roja): La droga (pétalos) carece de la actividad narcótica de otras papaveráceas.
  • Tusílago farfara: La droga (hoja e inflorescencias) poseen actividad antiinflamatoria además de antitusiva.

Con saponinas:

  • Hedera helix (Hiedra): Las hojas contienen saponinas triterpénicas con acción antitusiva, expectorante y espasmolítica. En los últimos años se ha incrementado su aparición en jarabes antitusivos

Con aceites esenciales:

  • Myroxylon Toluiferum (bálsamo de tolú): Es una resina que contiene aceite esencial y una gran cantidad de ácidos benzoicos y cinámicos que le confieren la acción antiséptica y antiespasmódica además de la antitusiva.
  • Origanum vulgare (orégano): Es un potente expectorante que actúa aumentando las secreciones bronquiales. También tiene acción antimicrobiana.
  • Thymus vulgaris (tomillo): Tiene acción antitusiva, expectorante, antiespasmódica y antimicrobiana

Con otros principios:

  • Sambucus nigra (Saúco): Las flores contiene importante cantidad de flavonoides que incrementan la secreción bronquial y ejercen cierta acción diurética y diaforética.
  • Drosera rotundifolia: En su composición se encuentran naftoquinonas con acción broncodilatadora

¿Te ha gustado esta lámina? Pues compártela con tus amigos!

Sobre nosotros Rojo de Fenol

Óscar, Farmacéutico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *