Opioides

Lámina de opioides: Clasificación, indicaciones y reacciones adversasLos opioides son un grupo de analgésicos que se unen selectivamente a los receptores homónimos e inhiben la transmisión nociceptiva y la percepción del dolor.
Son ampliamente aceptados en el tratamiento del dolor agudo severo y moderado-severo crónico, por lo que su consumo se ha incrementado un 83,59% entre 2008 y 2015 (1).
En esta lámina comentamos algunas clasificaciones y fármacos más relevantes del grupo. Haz click en la imagen para verla a tamaño completo!

Otros datos de interés

Opioides que nos dejaron
El dextropropoxifeno y la dihidrocodeína desaparecieron como analgésicos por el bajo consumo que tenían. La dihidrocodeína aún se comercializa con indicación como antitusivo.

Escalera analgésica de la OMS
El primer escalón está constituido por los AINE.
Los opioides se incluyen en el segundo (opioides menores, que pueden estar asociados a AINE) y tercer escalón (opioides mayores).
Existen fármacos coadyuvantes que se pueden asociar a cada uno de los escalones anteriores.

Tratamiento del estreñimiento inducido por opioides

  • Profilaxis: Incluye alimentos ricos en fibra y una adecuada ingesta de líquidos
  • Tratamiento activo
    • Nivel I: Sulfato de sodio, lactulosa, macrogol
    • Nivel II: Sen (Cassia angustifolia)
    • Nivel III: Laxante salino o enema

Metilnaltrexona S.C: Está aprobada en Europa, Canadá y EE.UU con indicación para el tratamiento del estreñimiento inducido por opioides cuando la respuesta a la terapia laxante habitual no sea suficiente.

Uso abusivo
Los opioides constituyen uno de los principales grupos de drogas de abuso en consumo y son responsables de más muertes que todo el resto de drogas ilegales juntas (2). Por tanto, es imprescindible prevenir la aparición de dependecia. Estas son algunos datos que se deben tener en cuenta en la terapia analgésica con este grupo de fármacos:

  • Los opioides mayores no son fármacos de primera elección en el dolor crónico no oncológico.
  • Se debe considerar la posibilidad de iniciar el tratamiento con opioides después de una evaluación detallada de la historia clínica del paciente y evaluación beneficio-riesgo.
  • Se debe hacer un seguimiento de la eficacia del tratamiento.
  • Es necesario considerar los factores de riesgo para el desarrollo de conductas de uso abusivo. La historia clínica es el más eficaz, pero es posible completar el cribado mediante cuestionarios.
  • Alertan de un posible mal uso:
    • Conductas con escaladas de dosis
    • Peticiones frecuentes de renovación de prescripciones
    • Resistencia a los cambios de opioide
    • Alerta de los familiares de conductas inadecuadas

 

¿Te ha gustado esta lámina? Pues compártela con tus amigos!

REFERENCIAS

(1) AEMPS

(2) NIH

Sobre nosotros Rojo de Fenol

Óscar, Farmacéutico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *