Farmacología βadrenérgica

Lámina de la farmacología betadrenergica: Clasificación, indicaciones y contraindicacionesLos fármacos que actúan sobre receptores β son otro grupo ampliamente utilizado, y especialmente si hablamos del tratamiento de enfermedades pulmonares obstructivas o hipertensión arterial.

En esta lámina comentamos su clasificación, acciones y características de los principales integrantes del grupo. Haz click en la imagen para verla a tamaño completo!

 

Otros datos de interés

Acción antianginosa de β-bloqueantes

Los β-bloqueantes reducen la demanda miocárdica de O2 (MVO2) como resultado de la disminución de la frecuencia cardiaca, la contractilidad y la presión arterial sistólica especialmente durante el ejercicio.

 

β-bloqueantes con actividad simpaticomimética intrínseca (ASI)

Estos β-bloqueantes tienen carácter agonista parcial, por lo que en reposo se comportan como agonistas y únicamente con la actividad física se oponen a la acción de las catecolaminas. Esta propiedad resulta de interés en aquellas situaciones en las que no interese deprimir la frecuencia sinusal (p.e hipertensos con bradicardia en reposo o ancianos).

 

Sotalol, pregunta de examen

El sotalol es muy especial. Es la clásica excepción del grupo que obliga a todo profesor a preguntarlo en el examen, no os equivoquéis, es una pregunta tan manida que aunque pueda parecer rebuscada es un regalo. Se suma a una larga lista en la que encontramos a otros integrantes como… Diltiazem, ¿benzodiazepina o benzotiazepina?, o también… Aripiprazol, ¿antipsicótico o IBP?.

Concretamente el sotalol pertenece a la clase III de la clasificación Vaughan-Williams de antiarrítmicos (aquellos que prolongan la duración del potencial de acción) y no a la clase II (antagonistas de receptores β-adrenérgicos).

 

La intoxicación por β-bloqueantes se trata con…

¡Glucagón!, sí, otra noticia inesperada y ya van dos.

Sucede, que en la intoxicación por β-bloqueantes la respuesta a aminas vasoactivas puede ser escasa y la depresión cardiovascular refractaria a atropina, isoprenalina y marcapasos. El glucagón activa la adenilatociclasa en la célula miocárdica permitiendo que el incremento de AMPc abra canales de calcio de tipo L del sarcolema. La dosis de glucagón para tratar esta intoxicación es muy superior a la que se utiliza para tratar la hipoglucemia.

Evidementemen la intoxicación por β-bloqueantes es más compleja y podrán utilizarse otros fármacos según la gravedad, síntomas, si es posible la descontaminación digestiva, etc.

 

Precaución con el síndrome de retirada

La supresión brusca de β-bloqueantes en pacientes con con patología cardiaca grave puede desencadenar arritmias, IAM e incluso la muerte debido al incremento del número de receptores-β producido por el bloqueo sostenido.

 

No sólo los agonistas β2 están prohibidos en el deporte

Es evidente las ventajas directas que pueden ejercer los agonistas β2 en deportistas por sus efectos sobre el músculo estriado y aparato respiratorio, no obstante los β-bloqueantes también pueden estar prohibidos. Esto se debe a que son de gran utilidad en aquellas situaciones en las que la precisión sea vital (reducen el temblor y otros síntomas periféricos de la ansiedad) motivo por el cual están prohibidos en tiro con arco, automovilismo, billar, dardos, golf, tiro olímpico y esquí/snowboard (1). También se encuentran prohibidos en actividades subacuáticas (apnea), pero en este caso por la disminución del consumo miocárdico de O2.

¿Te ha gustado esta lámina? Pues compártela con tus amigos!

REFERENCIAS

(1) BOE. Anexo. Lista de sustacias y métodos prohibidos 2017. Código mundial antidopaje

Sobre nosotros Rojo de Fenol

Óscar, Farmacéutico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *